24 de noviembre de 2009

Con dinero baila el perro


Novela de aventuras dicen por ahí. De amor, de venganza, de traición, de reconciliación y de final feliz. No sé por qué amanecí con ésta en la cabeza. Y de hecho no fue con la novela sino con la película, la que estelarizan James Caviezel, Guy Pearce y Richard Harris. Me parece buena.

Entonces me puse a leer un poco de la historia y... ¡taraaaán! Supongo que usted ya sabrá, culto lector, que el autor de tal obra es Alexandre Dumas, pero lo que probablemente no sabe es que en los tiempos de Dumas vivía un señor de nombre Auguste Marquet, quien, se dice, escribió innumerables historias, mismas que Dumas reescribiría y haría famosas.

Tal es el caso de "El Conde de Montecristo", libro mundialmente conocido y por el cual Alexandre pagó una suma millonaria para que el nombre de Marquet no apareciera en los títulos.

Me late que cuando alguien incluyó esta novela entre las mejores de la historia, Marquet se estaba revolcando en su tumba, al final del día, del segundo al mando, por millonario que sea, nadie se acuerda.

En todo caso le recomiendo tanto la novela (léala primero) como la película (véala después de leer la novela). Puede ser que se trate de un caso excepcional donde la adaptación rescata la esencia del libro. O tal vez me esté equivocando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada