30 de abril de 2009

Matrimonio gastronómico


El maridaje en términos de la Real Academia Española se define principalmente como "enlace, unión y conformidad de los casados", pero el término ha pasado a formar parte del vocabulario gastronómico, en cuyo caso significa la unión entre un vino y un platillo. El punto aquí es que las características de uno y otro se complementen y equilibren, lo cual resulta en una experiencia culinaria única para el comensal. En pocas palabras: que cuando uno engulla un plato y lo acompañe con vinito, sepa rico.

Hace unos meses leí en el suplemento de comida de un reconocido periódico de la Ciudad de México, que algunos platillos mexicanos típicos son susceptibles de acompañarse con vinos, también mexicanos. Hablo de comida que uno, en su vasta ignorancia, jamás pensaría en maridar, como tacos y otras delicias callejeras.

Puede ser, querido y gourmet lector, que esté pensando en los taquitos de barbacoa de su mercado favorito, cuyo acompañante líquido perfecto es el clasiquísimo Mundet rojo, o en los tacos de bistec de su esquina preferida, que en el mejor de los casos puede acompañar con un agüita de horchata (bien blanca). Pero no, deje de salivar, he aquí la lista de lo que en verdad puede ser un manjar según Tomás Salazar (sommelier) y Ricardo Muñoz (investigador gastronómico):

1. Merlot de Casa Madero o Nebbiolo de L.A. Cetto, para que se pueda pasar a gusto sus taquitos al pastor con guarnición de cebolla, cilantro, piña y salsa.

2. Sauvignon Blanc o Viña Kristel de Monte Xanic para su pozolito (no olvide la lechuga, el orégano, cebollita, crema  salsa).

3. Gran Divino de Chateau Camou, aplica perfecto para unos tamalitos dulces de piña o fresa. ¡Atención! No aplica pa' la "guajolota" (vulgarmente conocida como torta de tamal).

Ahora lo sabe, estimado lector, lo que podría (antaño) considerarse como un atrevimiento, una verdadera bofetada a las artes culinarias, hoy es una muestra de sofisticación, ¡qué tiempos los nuestros! La realidad es que sus comidas callejeras ya no serán lo mismo.

¡Provecho!

28 de abril de 2009

Creatividad mexicana

Resulta que hay un canal en Twitter de nombre MexicoCityNews. Este canal está conformado 100% por mexicanos, pero ya que Twitter es una plataforma internacional, escriben en inglés. Como ayer hablé (poco, pero hablé) y di un ejemplo del humor con que los mexicanos afrontan las situaciones de crisis (influenza en este caso), quisiera seguir con esas muestras de ingenio, he aquí tres comentarios que aparecieron ayer en dicho medio informativo:

Para los que se oponen al PRD (con justa razón)...

Desperate For Attention And Credibility, Mayor Ebrard Plans On Starting Singing Carreer.

Para los amantes de una presunta cantante de pop...

Health Authorities Suspect Paulina Rubio's Cheap Ass Whore Perfume Is Real Cause For People Wearing Sanitary Masks.

Y mi favorito...

Senate to work behind closed doors to avoid swine flu virus. Millions of mexicans hope they don´t come out of there alive.

Políticas de la empresa


No sé en qué banco tenga su cuenta, lector, si la tiene en cualquier otro que no sea BBVA Bancomer y nunca se ha parado en una sucursal de BBVA Bancomer, entonces es probable que no sepa que en BBVA Bancomer hay dos tipos de filas: las VIP, osea las que atienden a los clientes (cuenta o tarjetahabientes) de BBVA Bancomer, y las de la plebe, raza, pueblo o gente que no es cliente de BBVA Bancomer.

¿Qué significa esto? Que BBVA Bancomer no puede evitar, un viernes de quincena a eso de las 12 PM, que los clientes, sudorosos, acalorados, cansados y apresurados, comiencen a pensar que su sucursal es el más claro ejemplo de lo mal que un banco puede brindar el servicio que a cada quien le sea de utilidad.

¿Por qué lo digo? Por que uno de esos viernes, al estar parado (acalorado, sudoroso, cansado y apresurado) en la fila de un BBVA Bancomer,, lo pude constatar.

La historia. Llegué a la sucursal con la intención de realizar mi pago lo más pronto posible, aunque había dejado una hora de colchón para que me diera tiempo de llegar a mi siguiente actividad, cuando me entero (jamás había ido a una sucursal de dicha institución) que debo formarme en la fila más larga. En esos momentos uno piensa "no hay problema, seguro avanza rápido", pero cuando uno se da cuenta de que para la fila que tiene más de 20 personas esperando sólo hay una caja abierta esa sensación de positivismo utópico se va perdiendo poco a poco.

Aun así hay que esperar, pero cuando uno se da cuenta de que para la fila que tiene únicamente 3 clientes en línea hay tres cajeros el positivismo utópico se convierte en neurosis realista. Si, además, uno le añade que el cajero para la fila anti-VIP fue elegido para estar ahí por ser el menos apto para desempeñar el cargo, la neurosis se torna aún más grave.

En fin, el asunto es que uno de los clientes, quien llevaba 30 minutos de espera, comenzó a vociferar en voz alta (sin importarle que estuvieran a 2 segundos de llamarlo a la ventanilla) que no era posible aquella situación, que si había cajeros de sobra debían ponerlos a atender a los plebeyos olvidados en la fila norma y que quería hablar con el gerente, quien por cierto no se encontraba en a sucursal.

Una señorita bastante altanera le dijo que si quería podía ir a otro banco, lo cual resultó en la ira del cliente. Los policías que vigilaban la puerta, al escuchar la gritoniza, rodearon al señor, quien dirigiéndose a los ya más de 30 clientes en la fila plebeya y alzando los brazos con gesto patriota pedía el apoyo de la concurrencia, misma que respondió con eufóricos gritos y hasta algunas mentadas de madre. (Cabe mencionar que en ese momento la fila VIP estaba vacía).

La señorita altanera, quien dijo ser la encargada de la sucursal, prefirió darse la media vuelta y esconderse en algún cubículo cuando la señorita de la ventanilla indicó que era el turno del revoltoso, quien con mucha educación le dio los buenos días. Al no recibir respuesta, el señor perdió la amabilidad y sermoneó a la joven e inepta cajera, quien realizó la transacción en forma rápida. El señor salió de la sucursal exhortando a los que quedaban en la fila a seguir con la revuelta. Los dos policía lo escoltaron a su auto.

Dentro, los reclamos por parte de los inconformes siguieron y después de 20 minutos, algún empleado con sentido común decidió abrir otra caja para la plebe, lo cual agilizó las operaciones y permitió que todos saliéramos de ahí un poco más aprisa.

Después de hacer mi pago me acerqué a la señorita altanera, quien al verme hizo una mueca de fastidio. Me presenté y le estreché la mano. Después, suprimiendo un tono de verdadero enojo, le pregunté por el gerente. Ella respondió, como lo había hecho con el señor don revolución bancaria, que no estaba. Entonces le pregunté a quién podía dirigir mi queja y dijo que al corporativo, que debía escribir una carta. Dije que estaba bien y le pedí su nombre, el cual no quiso dar. Dije que me lo diera y dijo que no, volví a decirle que me lo proporcionara y volvió decir que no. Entonces cambió mi tono supresor de ira y asi sí accedió a dármelo.

Una vez superada la escena de intercambio de nombres le pregunté por qué no hacia uso de sus sentido común y abría las cajas disponibles para los clientes de la fila plebeya a lo cual contestó que eran políticas de la empresa.

En ese momento decidí que era estúpido seguir con esa conversación, pues evidentemente el criterio de la señorita era nulo, y salí del banco, al cual no he regresado desde aquel momento, hace unos años ya.

Influenza, no influencia


Confieso, amable y espero sano lector, que no quería formar parte de la paranoia colectiva que el tema de la influenza porcina ha ocasionado en nuestra ya doblegada ciudad. Pero a pesar de los esfuerzos hechos por no pensar en esta situación, la reiterada campaña mediática y la incesante preocupación de la gente me ha "obligado" a comentarla.

De entrada les hago saber, a través de la maravillosa fotografía que se encuentra arriba de esta entrada, quién es el culpable de todo este lamentable suceso. Es impresionante como un pequeño güerito es capaz de infundir tanto miedo (en esencia) a una sociedad. ¿Quién lo habría imaginado?

Por otro lado, me parece increíble la capacidad creativa del mexicano promedio. Ayer, lunes 27 de abril, Facebook, Twitter, MySpace y MSN, plataformas dedicadas a la formación de redes sociales con alcances masivos, se vieron saturadas de comentarios, algunos ingeniosos, otros no tanto, acerca de la epidemia, como el clásico y hoy ya viejo chiste: "¿Qué le dijo México a la influenza? Mira como tiemblo", el cual hace referencia al temblor que se suscitó ayer por la mañana.

Y con el temblor vinieron las aseveraciones del fin del mundo, el castigo divino, el saqueo (no es su estricto significado) de las tiendas de autoservicio. Así es, en algunos supermercados ya no hay atún en lata y las ventas de agua embotellada se han elevado como hace mucho no lo hacían. En pocas palabras, la gente cree que va a morir y no dudemos que alguien haya comenzado con la construcción de un búnker en su jardín.

Asimismo, las teorías de una conspiración gubernamental, al más puro estilo de Fox Mulder, personaje principal de la serie de televisión Los Expedientes Secretos X, no se hicieron esperar. "Como las compañías farmaceúticas han perdido mucho dinero con la crisis, el gobierno soltó un virus que reactivará su producción y elevará la demanda de la población", "como nadie hizo caso a la ley de cerrar los antros y bares a las 3 de la mañana, el gobierno inventó lo de la epidemia a manera de toque de queda". Esto último lo dijeron el dueño y gerente de un bar (en serio).

Al final del día y a pesar de las suposiciones que cualquier respetable y educado ciudadano pueda tener, el asunto es que sí estamos expuestos a un virus que, si no controlamos a tiempo, puede infectar a muchos de nosotros, pero que con aplicar las medidas preventivas, que se han anunciado más que los spots del IFE, se puede parar a tiempo.

En fin, la Ciudad de México y otros Estados de la República se han visto afectados por la paranoia de su gente, gente que se ha visto influenciada por los comentarios de algunos comunicadores que, como Joaquín López Dóriga, emblemático monarca de los noticiarios mexicanos, ha insistido en pronunciar influenCIA, en vez de influenZA. ¿Es eso posible?

Esperemos que la situación no pase a mayores y que todo se resuelva lo más pronto posible. Mientras tanto, amigo lector, no olvide su cubrebocas y no salude de mano o beso, si sabe de alguna persona que manifieste síntomas, aléjese de ella a la brevedad y cuénteselo a quien más confianza le tenga.

¡Salud!

27 de abril de 2009

El "Divino"


Hace unos días tuve la oportunidad de ver, gracias a la maravillosa tecnología, la entrevista que un incipiente reportero, sin duda deslumbrado por la presencia del entrevistado, le realizó a Salvador Dalí.

Recordemos que Dalí fue un pintor español, catalán, que nació en Figueres en el año de 1904. Sin duda mejor conocido por su obra surrealista y su personalidad exéntrica. Dalí se consideraba a sí mismo un genio, jamás dudó que lo fuera, se hacía llamar el "divino"; generalmente hablaba en tercera persona cuando hacía referencia a su nombre; vestía ropas fuera de lo común y, como una de sus grandes particularidades, usaba el bigote largo, enrollado en las puntas que veían al cielo.

La entrevista consta de tres partes, pero quiero centrarme en la segunda, donde Dalí da una muestra de su yo interno, de su filosofía y de su soberbia, magistral, que sin duda se hace mayor cuando un inexperto, inexpertísimo y joven Jacobo Zabludowsky, le formula preguntas que, a consideración del maestro, no son inteligentes.

Por cierto, esta entrada no tiene como propósito hablar de la biografía del pintor, sino dar a conocer el video de la entrevista. A quien le interese saber más sobre su vida, Dalí escribió una autobiografía:

Diario de un Genio.
Ed. Tousquets.
$115 en Gandhi.



24 de abril de 2009

Obligaciones fiscales


A continuación me permito reproducir un correo electrónico que una persona recibió por parte del Servicio de Administración Tributaria. Cabe aclarar que esta persona ya había hecho su declaración de impuestos y aun así recibió el comunicado electrónico, presuntamente automatizado, que, no lo dude estimado lector, puede llegarle también.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) detectó qe usted no ha presentado su Declaración Anual correspondiente al ejercicio fiscal de 2007. (Nótese la agresividad en la entrada, para que el presunto deudor sepa que el SAT no se anda con jueguitos)

¡¡¡Evite ser sancionado!!!  (Se deben utilizar muchos signos de exclamación para llamar la atención del presunto deudor)

El SAT le exhorta a cumplir con esta obligación fiscal lo antes posible así como presentar, en este mes de abril, su Declaración Anual de impuestos correspondiente al ejercicio fiscal de 2008 y con ello pasar a formar parte del gran número de contribuyentes conscientes de la importancia de aportar de manera voluntaria la parte que les corresponde en beneficio del desarrollo de nuestro país. (Importante: ¿cómo es que una obligación puede ser voluntaria? ¿Acaso puedo decidir no pagar mis impuestos?)

Si requiere mayor información visite nuestro Portal de Internet: www.sat.gob.mx
 
 


Recuerde:

No cumplir con sus obligaciones fiscales en tiempo le puede ocasionar molestias innecesarias como recibir requerimientos y con ello pagar multas y recargos. (Un párrafo más de intimidación)

Cumplir a tiempo, además de evitarle molestias innecesarias, le trae el beneficio de recuperar, en su caso, sus saldos a favor de manera más ágil y rápida. (De la intimidación pasamos al recordatorio amigable)

Para el caso de que haya cumplido con sus obligaciones fiscales descritas a la fecha en que reciba este documento, le agradeceremos hacer caso omiso del mismo. (O sea, después de que lo estuvimos enchinchando, intimidando y confundiendo porque somos incapaces de hacer bien nuestro trabajo, sólo discúlpenos y borre el mail)

"Hay cosas que no conviene olvidar. Pagar impuestos es una de ellas".

 
¡Gracias por cumplir oportunamente!


Lector, si es usted moroso, acuda su oficina del SAT más cercana y declare, si ya lo hizo no se sorprenda cuando lo confundan con un moroso y si aún no está en edad de declarar tome esta entrada como un previo a lo que viene por delante. 

23 de abril de 2009

Claro como el agua


Transparencia. Una palabra que estuvo de moda hace unos años y de la cual hoy queda una mera obligación. Transparencia en el gobierno, en los gastos sobre todo, que la gente sepa en qué se usan sus impuestos. Por mero interés ciudadano, tuve a bien checar la manifestación de bienes de los servidores públicos del Estado de México, de directores hacia arriba, y encontré algunas curiosidades en las declaraciones.

Como datos generales: el Edomex tiene 19 Secretarías, contando la Procuraduría de Justicia y la Coordinación General de Comunicación, más ocho organismos desconcentrados y descentralizados (juntas, sistemas, comisiones e institutos). De los 19 secretarios (las cabezas), sólo 7 fallaron a su compromiso al no declarar sus bienes, pero es mi deber mencionar que, en la Secretaría General de Gobierno, hay 7 personas que deben declarar y unicamente lo hizo una (no el Secretario).

También debo mencionar que el ingreso de la mayoría de estos funcionarios supera los 80 mil pesos mensuales. Por cierto, casi todos no han cambiado auto en 8, 9 o hasta 13 años, ¿será? Con las facilidades que hay...

Pero empezaré con los casos que me llamaron la atención:

Rogelio García Tinoco es Director General de Servicios Educativos Integrados al Estado de México (al gobierno le gustan los nombres largos) y gana $95,252.41 netos mensuales. El señor Tinoco declara que posee dos casas habitación en Toluca, 3 predios urbanos (Metepec, Toluca y Zinacantepec) y dos predios rústicos (Ixtapan de la Sal y Zinancantepec) además de un Mercedes Benz A160 modelo 2001. Puede parecer mucho, pero en las observaciones aclara que todos los bienes son mancomunados, no vaya alguien a creer que el solito los compró.

Luis Hector Sarti Pérez es Presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje Valle Cuautitlán-Texcoco, gana $94,774.43 al mes y nos hace saber que posee una casa habitación en Acapulco, Guerrero y un Mercedes Benz SLK230 modelo 1997 unicamente. ¿Cuánto gastará este señor en casetas y tiempo? ¡Imagínese venir todos los días desde Acapulco al Edomex!

Roberto Padilla Domínguez, Secretario Técnico del Gabinete, gana $116,908.46 pesos y declara poseer una casa habitación en Toluca, no tiene auto y además puntualiza que la casa está a nombre de su esposa. ¡Qué considerado! Camina o se va en camión al trabajo... (eso no lo declaró).

Jesús Navarrete Prida, Secretario de Desarrollo Metropolitano, gana $116,908.46 y tiene, nada más, un depa en Naucalpan, una casa en Aca (en Aca güé), otra casa en Aca, un terreno en Ixtapan de la Sal, una casa en Atizapán, una casa en copropiedad en Huixquilucan y un terreno en Huixquilucan. ¿Autos? ¡Claro! Un Jaguar clásico (modelo 1960), un jeep grand overand, un beetle, un bmw (no especifica submarca) y una cherokee. Por si fuera poco es inversionista en tres terrenos en Huixquilucan. A éste le encanta Huixquilucan, caray. También se entiende que le gustan los coches y las casas.

Eduardo Yañez Montaño es Subprocurador General de Amecameca, gana $87,101.90 y tiene dos casas y un terreno en Chalco, una casa en Yautepec y una más en Huetamo, una pick up 1991, una grad cherokee 2000 y un sunfire 2000. ¿Qué no tiene esposa, hijos, colegiaturas que pagar..?

Ernesto Santillana Santillana es Subprocurador Regional de Nezahualcóyotl, gana $87,101.90 y tiene un depa en Aca y dos casas en el Pedregal de San Ángel. Va a la oficina, todos los días (esperemos), en un jaguar modelo 2005. Creo que es soltero también...

Urbano Hernández López, Subprocurador General de Tlalnepantla, gana $87,101.90 y lo único que hizo fue adjuntar su nombre a la lista de funcionarios que declararon, pues su ficha está vacía. ¡Qué vivo el buen don Urbano (no es broma, el nombre, digo).

Eladio Molina Monroy, Subprocurador Regional de Tepujilco, $87,101.90, tiene una casa en Toluca y dos predios (Metepec y Toluca), pero eso sí, sin autos. Otro ecologista.

Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones, tiene una casa en Metepec (obvio), un depa en Huixquilucan (obvio), dos casas en construcción en Calimaya y un predio en Calimaya también. Además, está estrenando bmw y le gusta pasear en lancha, una Boston Whaler deportiva. También tiene una suburban, esa es pa' llevar a la familia a donde tiene su lancha.

Arturo Osornio Sánchez, Secretario de Desarrollo Agropecuario, gana $116, 908.46. Tiene un edificio de 3 pisos y un local comercial en Toluca, dos ranchos en Aculco (por aquello de estar en contacto con el agro), dos casas también en Aculco, una casa más en Toluca, dos trocas ford y un tractor. O sea, se ve que le sabe al campo, mínimo.

Aurelio Robles Santos es el Subsecretario de Planeación y Admistración, percibe $94,773.43 al mes y sinceramente no tiene mucho, pero lo elegí porque me gustó como escribe el nombre de su camioneta, una windstard(sic) modelo 1999.

Germán Hinojosa, Subsecretario de Planeación y Presupuesto, $94,773.43. Tiene una casita en Toluca, la cual adquirió a través de un crédito hipotecario, y no tiene coche. Vaya que les gusta caminar a estos funcionarios eh!

Aristóteles Núñez Sánchez, Subsecretario de Ingresos, también gana $94,773.43. Tiene una casa en Atizapán y tampoco tiene coche, pero su nombre rifa, ¿qué no?

Y para terminar, pero no menos importante, Enrique "Presidenciable" Peña Nieto, Gobernador Constitucional, gana $147,739.80 y tiene una casa en Metepec, un depa en Aca, una casa en Ixtapan de la Sal, un terreno en Valle de Bravo, un predio rústico en Acambay y una casa en renta en el D.F., no declara poseer vehículos automotores y dice que no detalla algunos (quién sabe cuántos) predios rústicos y urbanos que su padre le heredó al morir y que no han sido adjudicados (¿para qué hace mención entonces?).

He ahí la realidad, lo que ganan, lo que tienen, lo que pueden adquirir. Sus vidas son tan holgadas como las de cualquier otro mexicano trabajador, honesto, con valores, no difieren en nada. Además, no sabemos si sus predios, casas y terrenos, rústicos o urbanos, son chicos, grandes o medianos; no sabemos si los heredaron o si algún buen samaritano se los regaló; tampoco sabemos si han ahorrado toda su vida para construir y comprar o si lo van pagando en "abonos chiquitos".

Aun así, todo es cuestionable, todo, desde la procedencia de sus bienes hasta las cantidades de dinero que les pagamos, o que ellos decidieron que debían ganar.

Radio-burla.


Así como la televisión aporta a la sociedad programas que ridiculizan no sólo a quienes participan (si son de concursos) sino a quienes están detrás de ellos, la industria de la radio, como no puede quedarse atrás, también ha implementado ciertas artimañas para humillar a su público (o que su público se humille solo, ellos simplemente les dan la herramienta.

Tal es el caso de programas como el del señor David Páramo "El hombre fuerte de las finanzas en México". Una emisión, que se transmite de 6 a 8 de la noche por Reporte 98.5 FM. ¿De qué trata? Este superheroe de los dineros da consejos a la gente que tiene problemas financieros (se supone). El caso es que nuestro locutor estrella no sólo es un nacazo de primer nivel, que en vez de tomar en serio los problemas de los demás se dedica a criticarlos, sino que confunde un programa que debería ser serio con la hora del California Dancing Club, ya que el fondo, las cortinillas y básicamente cualquier canción que se toque en ese programa es algo guapachoso y, a veces, vulgar.

Cabe mencionar que David tiene una voz destructiva, de esas que te entran por un oído, rebota como boligoma dentro de tu cerebro y, después de haberte dañado casi para siempre, salen por el otro conducto: una voz de pito, de pito naco y alburero, porque además de burlarse de la gente también tiende a darles cátedras de doble sentido, carrilla, cotorreo y sabor-mexico-sexual.

Como lo mencioné con anterioridad, la culpa no siempre es del locutor o el productor o el mismo dueño de la radiodifusora, sino del pobre iluso que cree que hablando al radio su día será más feliz. Es como aquel que se regocija por el hecho de pronunciar la frase "¿me puedes complacer con una canción?". Respuesta: "¡Claro amiga(o)!, ¿Qué quieres escuchar?". Y dice el chavo(a): es de que no sé como se llama, pero va así, ira, ói (a continuación se escucha como, con una melodiosa voz, el susodicho tararea una canción ininteligible).

En el programa de los dineros, el caso del radioescucha patético es común. En general la gente habla para pedir que los ayuden, pero no dicen su problema; o dicen que tienen un problema con el banco, pero no mencionan el nombre o, simplemente, hablan para pedir una cumbia (¡en un programa de finanzas!). Pero trataré de reproducir, lo más fielmente posible, una conversación entre don Voz de Pito y un radioescucha desesperado:

-Hola, David, quisiera que me ayudaras con un problema...
-¿Qué problema?
-Es que debo 80 mil pesos a la tarjeta y no tengo para pagar...
-¿Por qué debes esa cantidad?
-Pues me lo gasté en algunas cosas...
-¿Y eran cosas que valieran la pena?
-Pues en realidad no...
-¿Pero qué compraste para tener que gastar esa cantidad?
-No, pues me fui de vacaciones y así...
-¿Y quieres qué, un plan de pagos?
-Pues sí lo que pasa es que gano (una cantidad ínfima)...
-¿Y cuánto quieres pagar al mes?
-No, pues yo pensaba que unos 300 pesos, ¿no?
-Mi hermano, no tienes dinero, pero eso sí, vámonos de puente, a la playita, y luego me hablas para que te ayude. Tú lo que necesitas es conseguir otra chamba, donde te paguen más y entender que el dinero que no tienes no puedes gastarlo.

El locutor pasa a otro tema y empieza a burlarse del radioescucha por "babas". En este caso lo merecía, considero yo.

Pero el punto, ya ejemplificado, es que tanto locutores como escuchas contribuyen a que nuestros medios, radio en este caso, se conviertan en espacios de choteo y burla, espacios que antes de brindar una asesoría o información que complemente nuestras vidas sirven para todo, excepto para su propósito original, por lo menos en la teoría...

Por eso, mmi estimadísimo lector, cuando sienta la necesidad de exponer cualquier problema "al aire", omítase, suprima el sentimiento y mejor coméntelo con su marido o esposa, su novia(o), su amigo(a) o si de plano no tiene a nadie, pues reflexione con la almohada. Evitemos la humillación.

21 de abril de 2009

Historia de las cosas: biquini.


El biquini o bikini, es una prenda muy común en nuestros días, pero quién sabe cuánta gente conoce su origen. Para comenzar esta entrada, quisiera hacerle notar, lector, que un biquini es, según la mismísima RAE, "un conjunto de dos prendas femeninas de baño, constituido por un sujetador y una braguita ceñida".

Una vez comprendido el concepto, pasemos a lo importante. Un señor, ingeniero, de nombre Louis Reard, francés de Francia, se encontraba en las hermosas playas de Saint Tropez (donde los ricos gozan de su dinero). Ahí se dio cuenta de que las chicas que utilizaban trajes de dos piezas, que no biquinis, debían doblar algunas partes de ellos para recibir más sol (y así poder broncear más carne). Entonces lo comprendió todo: debía inventar una prenda nueva.

Después de confeccionar su creación tuvo que nombrarla. Como esta pieza iba a causar gran impacto, decidió que llevaría el nombre de un atolón donde los estadounidenses habían hecho pruebas de la bomba atómica en las Islas Marshall: Bikini Atoll. Bomba atómica = gran impacto.

Después de todo este quebradero de cabeza, debía presentarlo a la sociedad. Recordemos, 1946, la gente aún se resistía a lo nuevo, a enseñar "de más". Reard buscó y buscó a alguien que quisiera modelarlo pero nadie parecía tener el valor, así que hizo lo que se podría esperar de cualquier visionario: fue a un burdel, el Casino de París.

Ahí contactó a Micheline Bernardini, una bailarina exótica de 19 años quien sin chistar aceptó el trabajo y que, el 5 de julio de 1946 en la Piscine Molitor, una alberca pública de la capital francesa, modeló el primer biquini moderno en la historia, cuyo diseño, por cierto, simulaba las hojas de un periódico.

*En la foto, la señorita Bernardini, primera mujer en usar el biquini moderno.

El Robo del Siglo


En días pasados, tres señores colombianos decidieron que era buena idea asaltar un banco. No lo sé, pero quiero pensar que lo planearon con semanas de anticipación, pues el atraco debía resultar perfecto. Uno no debe aventurarse a robar un banco sin tener hasta el más mínimo detalle organizado.

Así, los señores asaltantes dispusieron de un par de motocicletas y se dirigieron a la sucursal que en común acuerdo habían elegido. Al llegar, sometieron a quien debían someter y pidieron a quien se lo debían pedir que les diera el dinero. En total y gracias a la cooperación de los trabajadores de la empresa, los señores asaltantes lograron recaudar un jugoso botín de 4 millones de pesos (colombianos), lo cual equivale a unos 22, 100 pesos mexicanos, o 1,700 dólares americanos o 1,3oo euros (europeos, claro).

Así, felices por el éxito, los señores asaltantes se dieron a la fuga en sus dos motocicletas, pero no contaban con que algún vivo contactó a la policía. Los señores uniformados colombianos dieron con el paradero de los señores asaltantes y entre ambos bandos protagonizaron una persecución por las calles de Barranquilla. Como los señores asaltantes no estaban acostumbrados a las corretizas se pusieron nerviosos, lo cual ocasionó que sus dos motocicletas chocaran entre sí.

Los señores policías no estaban acostumbrados a ver que los asaltantes frustraran sus propias fechorías, así que se sorprendieron. Y después de la sorpresa, los arrestaron y los trasladaron, heridos y sin sus 4 millones de pesos colombianos, a un hospital de "por ahí".

Los señores asaltantes convalecían con el orgullo destrozado cuando, para colmo de males, un señor investigador policía irrumpió en sus aposentos para informarles que el dinero que habían sustraído era falso, de juguete, sin valor, pues el banco lo utilizaba para cuestiones didácticas, o sea, para enseñarle cosas a sus empleados (cómo contar fajos seguramente).

Al parecer los señores asaltantes aprendieron su lección, la próxima vez mejor roban una vinatería.

NOTA: Caso real.

20 de abril de 2009

Resultado de la primera encuesta

El día en que inicié este blog subí una encuesta que pedía la opinión de usted, público conocedor, acerca de la tenencia. Cito: La tenencia federal es: a)un impuesto necesario o b)un abuso contra las finanzas personales.

La participación ciudadana se redujo a 21 personas, de las cuales 4 están de acuerdo en que es un impuesto necesario (¿en verdad o sólo querían llevar la contra?) y los 17 restantes opinan que es un abuso. En porcentajes, el 80% de los votantes está en lo correcto y el 20% necesita revisar sus ideales hacendarios.

El hecho de que México sea el único país del mundo en el cual sus habitantes paga por tener un auto es algo a tomarse en consideración. Es cierto, si este impuesto se eliminara el gobierno dejaría de percibir varios miles de millones de pesos, pero estaría obligado a reformar su sistema financiero para cubrir esos agujeros.

En fin, esperemos que algún día suceda (lo de que la quiten). Por lo pronto se escuchan voces justicieras en las Cámaras, ojalá no se quede en buenos deseos.

La siguiente encuesta ya está disponible, ¡píquele a la opción deseada!

Magnos estrenos


Ayer por la noche, nuestras dos grandes y gloriosas televisoras estrenaron dos megaproducciones que, como siempre, dieron muestra de la falta de creatividad e ingenio que han marcado el curso de la televisión abierta en México desde hace ya algunos años.

Efectivamente, hablo de esos programas que desde hace tiempo pasan religiosamente los domingos a las 7 de la noche y que suelen tener como premisa principal el hacer que algunos "famosos" compitan, junto con algún personaje "mortal", generalmente de escasos recursos, por un premio millonario. En caso de no haber encontrado "mortales", los "famosos" compiten entre sí.

Lamentablemente y como era de esperarse, los estrenos estuvieron llenos de fallas tanto en el plano de la innovación como en el de producción. Aquellos que encendimos el televisor entre las 7 y las 10 nos pudimos dar un festín de atrocidad visual y auditiva.

Televisa apostó por la comedia, lo cual parecía ser algo refrescante. Hazme reír y serás millonario fue el título de la nueva emisión en donde un par de empleados de la empresa y un desconocido deben idear sketches y bromas VIP (broma VIP. dícese de aquella burla, algazara, chanza o bulla que se le hace a algún personaje "famoso" de Televisa), así como pasar una prueba de improvisación para ser calificados por el jurado, mismo que está compuesto por personalidades de la comedia nacional (Freddy y Germán Ortega, Consuelo Duval, Manuel "Flaco" Ibañez y Rafael Inclán) que deben "lanzar tomatazos" para bajarles puntos a los participantes en caso de considerar que su actuación en el escenario es nefasta.

Fue interesante ver la cara del señor que hace las veces de "Compayito" y al comentarista deportivo Enrique "Perro" Bermúdez disfrazado de florecita de campo. Cabe mencionar que éste último fue, literalemente, el hazmereir de la noche, ¡y en televisión nacional! Esperemos que haya aprendido la lección: vale más la dignidad personal que cualquier pago por participar en algo que no es lo suyo... Triste, pero cierto.

Galilea Montijo, Roxana Castellanos, Cecilia Galeano, Omar Chaparro y Eduardo Manzano también participaron con sus respectivos equipos. Un servidor se sorprendió al enterarse (mi error, no los conocía) de que hay gente muy famosa y reconocida en la televisión mexicana como Yurem, Mara Escalante y Samia, quienes también hicieron el intento de agradar al público.

Como conductores fungieron el siempre agradable y fresco Marco Antonio Regil y el acierto de la noche, Angélica Vale, quien con sus imitaciones de Gloria Trevi y Verónica Castro rescató, un poquito, la dignidad de los involucrados  en la producción.

Por su parte, TV Azteca lanzó El Gran Desafío, programa que según la página de internet de la televisora es "una impactante producción que nos sorprenderá con inimaginables retos. Es(sic) este programa podrás apreciar a conductores, cantantes, actores, boxeadores, luchadores, quienes tendrán que hacer uso de su buena condición física, destreza, canto, baile, acrobacia, ingenio, entre otro(sic)."

Seré claro y conciso, el programa es deplorable, les comento por qué:

1. Se dice que son 50 los famosos que participarán. Juzgue usted, le doy algunos nombres: Wendy Braga, Diana Santos, Alan Ciangherotti, Juan Antonio Hernández "El Torero", Jonathan Ruiz, Colette, Jorge Guerrero, las chicas del grupo musical G6, Juan Rivera, el grupo La Posta, Daniela Borja, Mara Almada, Elba Jiménez y Samuel.

2. Uno de los participantes es el muñeco Tachidito. Este "personaje" no sólo es vulgar, sino que demuestra la carencia de sentido común de los productores. Para que el programa tuviera polémica desde el principio, se decidió que los participantes debían estar en contra del muñeco, pues éste no se cansa como un ser humano... ¡Dios mío!

3. Se disolvió la idea del jurado. En esta emisión, los participantes no serán juzgados por el bueno, el malo, el hojaldra y el imparcial, sino que tendrán orientadores que les impondrán retos semana con semana. Este grupo está conformado por Leonardo García (galanazo de telenovelas), Lolita de la Vega (periodista, ejemplo perfecto de cómo se puede prostituir una carrera), Hector Martínez (supuesto director artístico) y Magda Rodríguez (una mastodóntica y ridícula mujer que se atrevió a salir al aire con un escote más grande que el hoyo de la capa de ozono y un corazón de brillantitos entre sus dos senos).

4. Se vio lo de siempre: cantantes fallidos del reality show La Academia, algunos personajes olvidados como Tinieblas Jr. (luchador), otros que buscan algunos minutos de fama como Rigo Tovar Jr., pruebas tan asquerosas y de mal gusto como que los concursantes tuvieran que oler pañales usados (se vio el pañal manchado de caca en la televisión) y votos arreglados (los participantes deben votar para sentenciar a alguien y en varias ocasiones, por pura casualidad (ajá), se dieron empates.

5. Los errores de producción fueron una constante: pésimo sonido, los micrófonos dejaban de funcionar, se escuchaba ruido y lo que se decía tras bambalinas; mala sincronización, los participantes salían tarde al escenario o el grupo musical se adelantaba a tocar la canción en turno, y mal manejo de la tecnología, en un reto que requería que la participante Toñita hiciera una llamada telefónica no se logró la conexión, entre otros errores menores.

6. Por si fuera poco, el conductor Rafael Araneda, cuya participación podría darle un respiro al programa, se prestó también al juego de "no importa a lo que me dedique, si salgo en la tele hago todo lo opuesto" y bailó, con un par de chicas voluptuosas, la canción Sex Bomb de Tom Jones. ¿Qué necesidad?

Así, nuestra oferta televisiva de los domingos sigue siendo un puñado de ridiculeces. ¿Qué no tenemos suficiente con las telenovelas que pasan diario?

17 de abril de 2009

Frase y recomendación


Me acordé de una frase de Rosario Castellanos (escritora mexicana) que se puede leer en una de las paredes de la librería que lleva su nombre en el Centro Cultural Bella Época. Por cierto, el centro también cuenta con una galería y un cine, el Lido. Vayan un domingo, hojeen un libro, entren a la función en turno (si les late la película) y después (o antes, como prefieran) pasen por un heladito a Roxy, el de maracuyá es bastante bueno.

Bueno ya, basta de recomendaciones, la frase:


"Desde hace años, lectura, tu lento arado se hunde en mis costillas..."

Rosario Castellanos

Pic nic

La sala estaba repleta, la interminable proyección de comerciales comenzaba, el olor a palomitas rancias, mantequilla, nachos y hot dogs empezaba a inundar el ambiente, un señor de edad avanzada y su esposa (creemos que lo era) apenas podían ver el camino a su butaca. Aquellos que ya habían ocupado su lugar se acomodaban: unos convertían los asientos en loveseats; otros, como si estuvieran en la sala de su casa, subían los pies al asiento de adelante (al fin que yo no limpio, ¿verdad?).

Después de los anuncios comerciales vinieron los cortos: una de acción, otra romántica, una verdadera basura de “humor gringo-hollywoodense” y la mexicana en turno (seguramente el próximo fracaso rotundo de la industria cinematográfica nacional). Luego la clásica animación mal lograda de la cadena de cines para anunciarle al público que el equipo de sonido que utilizan es 100% digital (¡basta ya!, cada que vamos a ver una película nos los recuerdan, me pregunto a cuánta gente le importa).

Finalmente, después de casi veinte minutos de imágenes irrelevantes y/o aburridas, da inicio la “presentación estelar”. Durante los créditos se escucha una música tranquila, después de que aparece el nombre del director la melodía para y, con el silencio de la primera escena, se escucha el pssssssst característico de una botella de Fanta con capacidad para dos litros y medio de líquido seguido de un risita nerviosa (ya me cacharon, chale). El leve murmullo de la concurrencia no se hizo esperar (pinches nacos, ¿quién mete una botella de refresco al cine?, seguro hasta tortas trajeron…).

Pero la gente olvida, y olvida rápido. Primera escena, segunda, tercera, cuarta y, ¿a qué huele güey? Junto con el sonido de una tronadora bolsa de plástico, un exquisito y penetrante aroma a pollo rostizado se apoderó del recinto poco a poco, desde la última hasta la primera fila se podía apreciar el suave buqué de los muslos, las piernas y hasta el pellejo. Acto seguido, el crujir de una bolsa de aluminio: ¡papas Sabritas! De las originales, eh, las amarillas, porque si el pollo se acompaña con Cheetos o Rancheritos no sabe igual.

En efecto, era un pic nic, un día de esparcimiento familiar. La gente ajena a este evento comentaba, observaba, hacía (seguramente, ya que en la penumbra no se podía estar seguro) gestos de asco y repugnancia. A los involucrados les dejó de importar cuando el masticar de la primera papa retumbó en los oídos de los demás. “Amá, pásame una servilleta”, “Apá, pásame el refresco”. Namás faltaron las rajas y los bolillos, se lamentaba el jefe de familia.

Al finalizar la función nadie supo de qué trató el filme, la sala quedó oliendo a mercado y los glotones, satisfechos, esbozaban sonrisas de oreja a oreja porque, pésele a quien le pese, ellos tuvieron su cine VIP, con comida gourmet y toda la cosa, lo único que faltó fue el mesero, pero es algo mínimo, se puede pasar por alto.

Aunque no lo crea, estimado lector, esta es una historia verídica que, desde mi particular y humildísimo punto de vista, obedece a tres factores: el primero e inobjetable, a esta familia de cinéfilos le encanta el pollo rostizado con Fanta; el segundo, a esta familia de cinéfilos le importa un comino que a los demás se les haga agua la boca mientras ellos disfrutan de su manjar y el tercero, pero no menos importante, esta familia de cinéfilos cree, qué digo cree, está convencida, de que los precios de comida, bebida y golosinas que manejan las cadenas de cines en México son ridículos. Eso lo creo yo también. ¡Provecho!

16 de abril de 2009

Feisbu (facebook) rules!


Debo confesar que, como muchos mexicanos y otros tantos ciudadanos del mundo, soy un poco adicto a Facebook. No puedo negar que me gusta ver las fotos de mis amigos, de vez en cuando jugar un poco de poker en línea (aunque aún no tengo poker buddies) o cambiar mi estatus. Pero hay gente que de plano, ¡se pasa!

Hace unas semanas tuve a bien agregar una aplicación llamada Live Social. Me pareció interesante crear mi top cinco de libros, películas y discos, pero no contaba con que, en quién sabe qué artes, una aplicación de quizzes invadiría mi página principal. Ahora, y a pesar de haber borrado la aplicación, cada día me encuentro con que mis contactos han hecho "pruebas". Dentro de las más atinadas están:

1. ¿Cuál es tu profesión ideal? Wow, Facebook tiene un pro más, ahora es una herramienta de orientación vocacional.
2. ¿Qué enfermedad mental eres? Facebook funciona como un doctor en línea. ¡Qué digo doctor, un psiquiatra!
3. ¿Qué celebre escritor te podría haber creado? Facebook tiene dotes de adivina(o) del futuro.
4. ¿Qué tipo de mormón eres? ¡Dios mío!
5. ¿Eres más listo que un niño de quinto de primaria? Definitivamente la persona que hizo este quiz (creador) y quien lo respondió ya tiene la respuesta: ¡NO!
6. ¿Qué tipo de chilango eres? Este sí es serio, se trata de un estudio sociológico para determinar el número de estúpidos capitalinos que se prestan a este tipo de cosas.
7. ¿Qué chica Disney eres? Y creía que todos mis contactos (amigos de Facebook) estaban por arriba de los 23 años...
8. ¿Qué caballero del zodiaco soy? En verdad, en verdad, no...
9. ¿Qué villano de películas eres? Cada vez me quedo más corto.
10. ¿Quién eres de los Simpson? !
11. ¿Quién serías si tocas la guitarra? ¡Mejor póngase a tocar la guitarra!

Y así uno puede acceder a cualquier cantidad de tests, gratuitos eso sí, para determinar la personalidad, el grado de inteligencia, el color de su aura, qué perro le convendría comprar y hasta con qué tipo de mujer de acostarse, o casarse si sus intenciones son más serias. El chiste es estar en Facebook, no importa qué haya que responder o cómo se tenga que jugar.

Me pregunto cómo funciona, cómo es que la gente puede hacerse adicta a una herramienta cuyo propósito es simplemente el estar en contacto con tus amigos y seres queridos. Dos cosas: ocio y morbo.

Ocio, porque cuando se tiene tiempo libre, en vez de leer un buen libro hay que navegar por el álbum de las vacaciones de Chuchita; porque es mejor hacer un quiz de "Qué tan bueno eres en la cama?" en vez de estar en la cama con alguien y comprobarlo por sí mismo; porque en vez de salir a echar una cascarita con los amigos se prefiere jugar Pet Social.

Morbo, porque se puede saber qué hizo quién, en dónde, cómo, cuándo y por qué. Se ha demostrado que Facebook tiene el poder de romper hogares, sólo porque alguien subió la foto de otro alguien que hace años se estaba besando en una fiesta con otro -otro- alguien. O porque la niña que le gusta a no sé quién se fue a la playa y va a subir fotos en biquini, o porque el amigo tronó con la novia y todos los días cambia su estatus para que "el mundo se entere" de que está hecho pedazos.

Ah, Facebook, sus aplicaciones, sus bondades, su universo alterno... Ojalá nos dure el gusto. Hay que disfrutarlo antes de que una plataforma más compleja y enajenante lo suplante, digo yo...

15 de abril de 2009

Tres notitas


Para estar al tanto nada más:

1. Se ha decidido que la nueva refinería de Pemex se construya en Tula, la gente del gobierno hidalguense tiene 100 días para encontrar un terreno de 700 hectáreas porque si no, pos nos regresamos a Salamanca, al fin que namás le remozamos tantito y yastá (sic).

Dicen los analistas que para poder ser autosuficientes y dejar las importaciones necesitaríamos, por lo menos, 10 refinerías más. ¿Será?

2. Un joven ruso inhaló una semilla de abeto, misma que encontró calidez de hogar en su pulmón y decidió que ahí era buen lugar para echar raíces. El muchacho de 28 años tuvo que ser intervenido inmediatamente. El doctor Vladimir Kamashev, oncólogo del Centro Udmurtian (en Rusia) le extrajo una rama de abeto de cinco centímetros. ¿Qué tal?

3. Al fin, Óscar de la Hoya se cansó de las palizas que le propinaban sus contrincantes y se retira del cuadrilátero, pero que quede claro, unicamente del ring, no del boxeo, comentó el pugilista, quien seguirá haciendo sus pininos en el mundo de los catorrazos.

Recordemos que hace cuatro meses, de la Hoya salió con un ojo hinchado y el otro también tras ser derrotado por el filipino Manny Pacquiao y que perdió 4 de sus últimas 7 peleas.

Ahora ya tiene un mini panorama de lo que hoy acontece, si quiere más remítase al periódico de su preferencia.

Aún en cartelera


Todo comienza bien, el muchacho desprotegido y enfermo recibe ayuda de la dama, mayor que él. Después el muchacho regresa para agradecerle y tras una de esas típicas escenas en las cuales los personajes se lanzan miradas sospechosas, uno adivina que por lo menos se darán un beso. En realidad terminan en la cama, ella, aprovechando la inocencia (varias escenas después perdida); él, con el morbo natural de un adolescente de 15. Ella lo abandonará semanas más tarde y él jamás se recuperará de este golpe.

Durante la mitad de la película el espectador es testigo de los encuentros de la pareja, la otra parte transcurre en los juzgados, la universidad (donde el joven estudia leyes) y la cárcel (donde la amante purga una condena por el asesinato de 300 personas durante el holocausto).

Cabe mencionar (de hecho es sumamente importante) que si el personaje interpretado por Kate Winslet está en la cárcel es porque el orgullo y el temor a un suicidio social le impidieron decir que era analfabeta y que jamás pudo haber escrito el documento donde constaba que las guardias de la SS habían dejado morir a los 300 judíos.

Una vez más nos encontramos con el tema del genocidio nazi, explotado hasta el cansancio. La película está basada en el libro del mismo nombre escrito por Bernhard Schlink, un alemán que, al igual que el personaje del filme (y de su libro) estudió leyes en Heidelberg.

Al final, Hanna (Winslet) aprende a leer gracias a los "audiocasetes" que Michael (Ralph Fiennes) le envía constantemente. Después se suicida cuando se entera de que la han dejado en libertad. Justo cuando uno piensa que la película al fin va a terminar, se agregan escenas que ni siquiera vale la pena relatar en esta entrada.

Vale la pena rescatar el maquillaje de Winslet, que se trasforma de una treintona bien formada a una viejita acabada y sin esperanza.

En resumidas cuentas: una historia que se pudo adaptar en una hora de celuloide pasa a más de dos y la rescatable e innovadora temática del analfabetismo y el ser autodidacta se ahoga en una lentitud soporífera.

No le miento, lector, el señor que estaba a mi lado mojó su camisa con su propia saliva y la muchacha de enfrente cabeceaba de un lado a otro sin parar. Ya me imagino el resto de la sala, que, por cierto, estaba a tres cuartos de su capacidad.


The Reader (Una Pasión Secreta)
Director: Stephen Daldry
Actúan: Kate Winslet, Ralph Fiennes y David Kross
Duración: 124 minutos

14 de abril de 2009

Ciudad ambulante



Tal vez algunos de ustedes han notado que nuestra ciudad es un paraíso para los ambulantes. Por doquier podemos ver limpiaparabrisas (este es un término muy nuestro), vendedores de chicles, dulces, cigarros (carísimos por cierto), patas de pollo plastificadas, lamparitas, pistolas para hacer burbujas y todo lo que un hombre pueda cargar.

Pero el ambulantaje no para ahí, con los indeseables caminantes urbanos que, en busca de sustento, ensucian nuestra ya contaminada urbe, sino que se magnifica con los puestos de tacos, de flores, de dulces, de tortas, de recuerditos, de discos, de películas y, por qué no, de autopartes que pululan en las banquetas del Distrito Federal. Puestos que están debidamente autorizados pues el encargado de regular estas irregularidades recibe su nada despreciable tajo, mismo que le llegará a su jefe, y al jefe de éste y así hasta los grandes líderes de nuestra sociedad.

Añádale también, estimado lector, a los insufribles, males innecesarios, escorias de la comunidad capitalina: los franeleros. Seres que un buen día decidieron abandonar el inframundo de la huevonez para dedicarse a un trabajo digno como lo es amedrentar a la gente que hace uso de las calles para estacionar sus autos. Estas personas llegan a cobrar la ridícula suma de $80 pesos (si quiere, y si no se lo rayo) por permitirle a alguien dejar su auto en las inmediaciones del Estadio Azteca; $50 pesos en las calles aledañas al Vive Cuervo Salón; de $25 a $40 pesos (depende el día y la hora) cerca del Tec de Monterrey Campus Ciudad de México y, el peor de los males, lo que guste cooperar en algunas vías de Coyoacán.

Lamentablemente, estos señores también gozan de la protección que algunos jefes delegacionales, policías corruptos y una sociedad pasiva les ha dado. Es más, algunos ya cuentan con gafetes que los autorizan como trabajadores delegacionales (joé, como diría mi amigo Manolo).

Pero lo que este humilde personaje (o sea yo) considera la peor falta de respeto y mayor homenaje a la impunidad son los famosos, tradicionales y definitivamente estorbosos tianguis. Hablo, por supuesto, de los callejeros, los de tolditos rosas o verdes, los de los señores que cierran una calle de tres carriles por más de dos cuadras y además utilizan un carril del otro sentido para estacionar sus camiones. Esos tianguis que dejan manchas de grasa en el pavimento y provocan un tráfico de terror los días que osan invadir las calles.

Déjeme decirle el colmo, existe uno de estos mercados sobre ruedas, al sur de la ciudad, que utiliza la lateral del mismísimo Periférico como explanada de ventas al por mayor. Y claro, al igual que los engendros ya mencionados, están protegidos por el jefe delegacional, y el jefe de éste y de éste. Ah, tampoco pagan impuestos, como todos los ya mencionados. Ah, y ganan mucho dinero. Ah, y fomentan la piratería y el contrabando.

Pero ¡pásele marchanta, que aquí, güerita, le doy el precio más bajo!

13 de abril de 2009

Pa' leer


Julio Cortázar, escritor argentino nacido en 1914 en Bruselas, es sin duda un referente clave en la historia de la literatura latinoamericana, por ello me permito compartirles un texto que a mi parecer es genial, además de que les ayudará si les falla la forma en la cual suben las escaleras (no todos son tan hábiles).

Este texto lo pueden encontrar en Historias de Cronopios y de Famas, Ed. Punto de Lectura, $84 en Gandhi.


Instrucciones para subir una escalera

Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se sitúa un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso.

Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie).

Llegado en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.

Mójensen sin culpa


Iztapalapa, zona de antiguos y eternos problemas con la distribución del líquido vital (y también con el pago del servicio, no todo es culpa de las autoridades), zona marginada, zona en su mayoría sucia, zona de tintes industriales y casas que exhiben sus muros sin pintar, zona gris...

Muchos problemas se viven a diario en Iztapalacra, Iztapabote, Iztapa(lo que a usted se le ocurra) pero el principal es el ya citado: la falta de agua. Durante años, los más de 1 millón 750 mil habitantes de esta región al oriente de la Ciudad de México han sufrido las consecuencias de no contar con este recurso.

Y se han quejado. y se seguirán quejando, pero eso sí, cuando es sábado de gloria, a mojarse, ¿qué no? Sin importar los cortes del Sistema Cutzamala ni las advertencias por parte de las autoridades, ni las multas a las que se haría acreedores aquellos que desperdiciaran el agua, gordos (en su mayoría), flacos, altos, chaparros (en su mayoría), blancos, morenos, peinados, despeinados (en su mayoría), educados y mal educados (en su mayoría), salieron a las calles, a los patios de sus vecindades y a los de sus casas, a mojarse.

En las cápsulas de los noticiarios televisivos  se pudo observar a los "maleantes del agua" arrojándose el líquido (con la ayuda de jícaras, cubetas y botellas de refresco) los unos a los otros. Sus playeras mojadas delineaban las curvas en sus cuerpos y hacían que sus cabellos lucieran un poco menos cebosos que de costumbre (algunos seguían pareciendo aguas para insertar chaquira).

Un reportero de Proyecto 40 literalmente describió a uno de los menores implicados en el desperdiciadero: "Y escuchen lo que respondió este gordito cuando le preguntamos qué haría de grande cuando no tuviera agua". Por supuesto, el gordito respondió que no se bañaría (dios...). Por su parte, otro inverbe, aunque menos gordo, dijo que podría comprarla por internet. Ciertamente una visión futurista y probablemente no tan lejana, ¡escuchemos a nuestra sabia juventud!

Asimismo, algunos vecinos comentaron que era una falta de respeto ya que la crisis por el agua estaba en pleno; otros, empapados (y gordos), dijeron que había que divertirse. Lo que la autoridad les pasó al costo es que se fueran a divertir al Centro de Sanciones Administrativas o pagaran su cuota de divertimento que les costó de 21 a 30 días de salario mínimo (entre mil 150 y mil 650 pesos aprox.)

En total (en todo el Distrito Federal) fueron 69 los probables infractores remitidos, de los cuales 54 fueron encontrados culpables por el juez (en efecto estimado lector, se requiere de una investigación completa para determinar que un gordito mojado de pies a cabeza hizo mal uso del agua). De esos 54, 24 fueron menores de edad a quienes se les propinó tremenda regañiza frente a sus padres (osease los amonestaron) y los otros 30 fueron adultos, algunos de los cuales contaban ya los 56 y 65 años de edad.

¡Pero lo mojado nadie se los quita!

8 de abril de 2009

Una pequeña diferencia


El trayecto a mi trabajo es relativamente largo: 35 kilómetros. En un día normal (de tráfico normal) tardo entre una hora y media y dos horas en llegar a la oficina. Osea, de puerta a puerta. El regreso, que también cuenta los 35 kilómetros, dura entre una hora y hora y cuarto. En promedio paso dos horas y media al día sentado en la comodidad de mi auto. Si todos los días de todos los meses fueran así, pasaría. aproximadamente, dos días al mes o 24 días (casi un mes) al año.

Pero afortunadamente existen los puentes vacacionales, donde el parque vehicular se reduce en forma considerable. Como hoy, que tardé escasos 40 minutos en recorrer los usuales 35 kilómetros. El medidor de rendimiento del auto marcaba un promedio de 16 kilómetros por litro (claro que mi auto es pequeño), pero si todos los días fueran así, pasaría sólo un día al mes, 12 al año, en el auto. Una reducción del 50%.

El asunto es que todo el tiempo que he pasado al volante me ha servido para darme cuenta de algunos problemas que hacen de nuestra estadía en la gran ciudad un verdadero martirio (en la cuestión vial, claro):

1. Los microbuses, la peor escoria de la ciudad, si se pudieran eliminar por completo todo mejoraría, estoy casi seguro.
2. La ineptitud de algunas personas al conducir (es increíble que 20 segundos después de que el semáforo cambia a verde la gente no avance).
3. Los cuellos de botella y los tréboles (calles mal planeadas = embotellamientos).
4. Falta de una cultura del "uno a uno" (si la gente lo aplicara se agilizaría el tráfico, no hay duda).
5. Exceso de vehículos (basta ya, que dejen de vender "de a dos por persona").

Esos cinco puntos, en general y a mi parecer, son los que la autoridad y nosotros como ciudadanos debemos trabajar para hacer nuestros trayectos más agradables.

O si no pregúntese, ¿cuántos días al mes pasa usted en su vehículo?

7 de abril de 2009

Mundo loco

Ayer por la noche desempolvé una canción que me parece extraordinaria. Esta versión es un cover de Gary Jules, la original corre a cargo de Tears for Fears, les dejo la letra y el video. A cada quien le significará algo diferente...

All around me are familiar faces
Worn out places, worn out faces
Bright and early for their daily races
Going nowhere, going nowhere
Their tears are filling up their glasses
No expression, no expression
Hide my head I want to drown my sorrow
No tomorrow, no tomorrow

And I find it kinda funny
I find it kinda sad
The dreams in which I'm dying
Are the best I've ever had
I find it hard to tell you
I find it hard to take
When people run in circles
It's a very, very mad world mad world

Children waiting for the day they feel good
Happy Birthday, Happy Birthday
And I feel the way that every child should
Sit and listen, sit and listen
Went to school and I was very nervous
No one knew me, no one knew me
Hello teacher tell me what's my lesson
Look right through me, look right through me

And I find it kinda funny
I find it kinda sad
The dreams in which I'm dying
Are the best I've ever had
I find it hard to tell you
I find it hard to take
When people run in circles
It's a very, very mad world ... mad world
Enlarging your world
Mad world

"Las Golondrinas" para Josefina


¿A dónde irá, veloz y fatigada, la golondrina que de aquí se va..?


Irá directito a la Cámara de Diputados y, dicen, será la nueva líder de la bancada panista (del PAN) en esta entidad política. Adiós a Josefina Vázquez Mota y hola, bienvenido y enhorabuena a Alonso Lujambio como nuevo titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP).


Y, por supuesto, las reacciones en los medios de información no se hicieron esperar: (1) que si Elba Esther pidió su cabeza y se la dieron, (2) que la cuestión educativa en el país se ha abandonado, (3) que si Josefina vio únicamente por su interés personal...


1. Es de todos conocido el "pique" que Elba y Jose tienen y es también de todos conocido el poder que la llamada maestra puede ejercer sobre el mismísimo Calderón. ¡Y cómo no! La guapísima líder vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), uno de los más importantes y con mayor peso en México, puede darse el lujo de exigir la salida de quien le plazca, porque si nooooo, adiós votos, adiós apoyo y adiós todo, eh Felipe. Así que esta teoría no es tan descabellada, sobre todo si comprendemos que Vázquez Mota se va con la promesa de "grandes cosas" en el H. Congreso de la Unión.


2. Nada nuevo, nuestras aulas (las públicas) están totalmente abandonadas: los maestros no dan clases o hacen como que las dan, algunos estudiantes no tienen, siquiera, instalaciones sanitarias adecuadas, mucho menos infraestructura para tomar las clases, el SNTE está en huelga un día si y dos no, las clases de inglés y computación simplemente no existen... Pero eso sí, podemos cambiar de secretaria a secretario cuando se nos dé la gana, al fin que la continuidad no afecta en nada (hasta rimó).


3. Naaaa, si Josefina era una persona comprometidísima con la educación en México, ¡su único interés personal era el de sacar adelante al país! Además, ¿qué? Seguro ella luchó por no ser destituida, una secretaría no se entrega así como así.


¿Y Lujambio? Nada, ya recibió las órdenes del jefe y ahora a continuar con el proyecto Enlace que tanto nos ha servido para corroborar lo mal que se encuentra el pueblo. Pero sólo en materia de educación eh, ¿usté qué creyiba?

6 de abril de 2009

No me llame por mi nombre, ¡por favor!


Según el diccionario de la lengua española, editado por la Real Academia Española (RAE) la definición de nombre propio es:

1. m. Gram. El que, sin tener rasgos semánticos inherentes, se aplica a seres animados o inanimados para designarlos; p. ej., Antonio, Toledo.


En México tenemos conocimiento de nombres propios que rayan en la ridiculez o que son producto de la ignorancia de la gente. Algunos ejemplos son Masiosare (común), Onedolar (también común), Oliday (los turores de esta señorita pensaban que la chavita que salía en los comerciales de Holiday On Ice se llamaba así), México (los padres de este señor son verdaderos patriotas) y Robocop (los papás de éste eran cinéfilos).

Pero estos nombres no se comparan con los que algunos desadaptados sociales ecuatorianos han osado ponerle a sus hijos. Según una columna del periodista colombiano Gonzalo Guillén, este fenómeno prolifera en una provincia de aquel país sudamericano llamada Manabí, en donde otro periodista, Marcelo Machán, se ha dedicado a recopilar nombres insólitos (obtenidos de los directorios telefónicos) para publicarlos en colecciones de humor.

Insólito, esa es la palabra. Sé que algunos de ustedes no creerán lo que están a punto de leer, en un primer momento yo tampoco lo hice, pero en este mundo todo es posible. Maravíllese usted con la lista que le presento a continuación.

Vick Vaporoup (sic) Giler
Osa Mayor Medranda
Land Rover García
Obras Portuarias Sánchez
Chispa de la Vida Alava
Año Bisiesto Owen
Conflicto Internacional Loor
Calcomanía Aeropajita de Morcillo
Pura Gloria Alemana Ayala
Perfecta Circuncisión Hidalgo
Perfectísimo Dios Vera Alcivar
Alí Baba Cárdenas
Houston Texas Valero Delgado
Cristo Crucificado Cañarte San Andrés
Underwood Escríbano Pita
Unidad Nacioal Centeno Gómez
Dos a Uno Angulo (gracias al triunfo de un equipo de soccer)
Justo Empate Enríquez
Campeón Invicto Rodríguez
Victoria Apretada Obregón
Ecuador Janulvomatón Loor
Himno Nacional Salgado
Eveready Pilar Valencia
Burger King Herrera
Cabildo Abierto Guzmán
Cadena Perpetua Vázquez
Niña de mis Ojos Loor
Amor de mi Vida Santana
Semen de los Dioses Bazurto
Exquisita Bendita Sánchez
Emporio Musical Viteri
Buen Amigo Moscoso Escandón
Cemento Rocafuerte Preciado

No tengo más comentarios al respecto; los nombres hablan por sí mismos. Si usted está a punto de tener un hijo o conoce a alguien que será papá o mamá hágale llegar este listado, uno nunca sabe quien está en busca de originalidad...

Recomendación: tele.


Como ya es costumbre, el canal 11 de televisión abierta nacional me sorprendió con un programa fresco y con contenido inovador: Atrapados en la Ciudad. Se trata de un estreno que refrenda la propuesta de una televisión distinta y propositiva.

¿De qué trata? Roberto Rojo (a quien los televidentes politécnicos recordarán por el ya famoso e igualmente entretenido En Busca de Bichos) y Rocío Ortega, dos jóvenes biólogos, recorren la Ciudad de México para descubrir especies de animales que viven en la misma, pero que dentro de nuestra cotidianeidad y rutina pasan desapercibidas.

En verdad no tenemos idea de la cantidad de seres vivos que cohabitan junto con nosotros en esta gran urbe. La emisión que tuve la oportunidad de ver tuvo como locación la Central de Abasto. Fue asombroso enterarme que dentro de los guacales y cajas que trasportan frutas y verduras, que provienen de distintas partes del país, pueden encontrarse viajeros como una boa constrictor o una iguana verde además de tarántulas y alacranes.

Además, los conductores entrevistaron a los bodegueros, tenderos y cargadores, quienes relataron sus experiencias con los animales que llegan a sus locales. Uno de ellos comentaba que a veces los usaban para atraer y divertir a los cientes; otro, que hasta vibóras de cascabel han encontrado.

Si es usted asiduo cliente de este centro de distribución tenga cuidado, no vaya a ser que cuando vaya al mandado una culebra le muerda los pies.

El programa se transmite los lunes a las 18:25 horas y se repite los domingos por la tarde (me disculpo por no saber el horario pero pueden prender su televisor entre las 16 y 18 horas y seguro lo podrán ver).

Vale la pena seguir de cerca la propuesta de Once TV México; es muy rescatable el gran esfuerzo que el canal hace para contribuir al mejoramiento de la sociedad, no como otras televisoras que en general ofrecen contenidos de dudosa calidad.