16 de marzo de 2010

Carta a Vice

Hoy copiaré en este espacio una carta que enviaron a la redacción de la revista Vice. Si usted no conoce esta publicación porque prefiere leer TV Notas, le cuento: bueno, en realidad no hay mucho que contar, es una revista que regalan en varios puntos "chingones" de algunas colonias tipo Condesa, Roma, etc. y que tiene un estilo tanto irreverente como vulgar; tanto naco como intelectual; tanto positivo como negativo... Tendría que tenerla en sus manos para opinar, aunque también puede leerla en línea.

Ahora viene la carta, que es una crítica intensa a Vice. La persona que escribió esto es una de ésas que intenta polemizar y emitir opiniones con un lenguaje un tanto rebuscado, pero nefasto; un tanto interesante, pero falso... Ya leerá. Además, a pesar de que sus palabras se leen correctas, es la clara muestra de cómo un pequeño error puede terminar con un discurso que por lo menos da la pinta de estar fundamentado.

Carta

Vice: Son la corporeización de lo posmoderno, el reflejo de una clase media mexicana mediocre que cree que hacer arte significa mostrar pezones al aire. Si la reacción a esto es responder que no buscan hacer arte, entonces yo preguntaría: ¿cuál es su objetivo? Si sólo es impresionar y llamar la atención por el simple hecho de causar una reacción en sus “lectores”, puedo decir que esta reacción no puede llevar a nada (ni bueno ni malo). Y, si su respuesta es que no tienen objetivo, entonces sólo puedo decir que resulta patético que una publicación de este tipo llegue a concretarse en el papel y la tinta cuando estos recursos están tan limitados hoy en día. Me parecen ridículos, pues creen que en verdad están haciendo algo novedoso. Se vanaglorian de ser muy abiertos y muy rompeparadigmas, pero la verdad es que sólo son una copia muy mal hecha de su versión gringa, la cual por lo menos tiene algunas (pocas) cosas interesantes. Dan lástima. Su revista es tan mala que es gratis. Porque, aunque se quieran engañar diciendo que es una estrategia de mercado tipo “Dame un poquito, y luego hazme adicto”, en el fondo todo su grupo de editores se está mordiendo las uñas porque no llegue el día en que sus jefes (a quienes les lamen los huevos para sacar semen en forma de dinero para su publicación pendeja) les pidan que cobren porque quieran recuperar un poco de inversión. No son más que el reflejo de lo que ustedes mismos odian, una lapa para las demás publicaciones del país, una mala réplica hecha por niños fresas del Alarma! o el Metro. No pueden quitarse lo castrantes ni siquiera en sus requisitos para ganar boletos. Les gusta ser odiados. Pues, ahí va, bola de hiletrados lameculos.

CARLA SANTINI

Vía mail

Respuesta de la redacción:
Gracias, Carla, pero iletrados se escribe sin hache. (Pendeja).

8 comentarios:

  1. Hasta para ser pouser hay que saber escrbir, ¡chinga! Me reí mucho...... por que hasta me imaginé el tono al decirle "pendeja"

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, claro, yo hasta imaginé la cara del editor... jajaja

    ResponderEliminar
  3. Me encanto que se dieran cuenta de su error para poder cerrar con broche de oro la contestacion......"Pendeja", que bonita palabra y mas si es con mayuscula!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo: sin duda una respuesta redonda, humillante pero con elegancia.

    ResponderEliminar
  5. ja ja ja ja ja, yo escribí esta carta, hace unos años, sería interesante que me preguntaras la razón.

    ResponderEliminar
  6. Creo que los puntos de la carta son válidos, no vendría mal un poco de autocrítica, o en todo caso que la redacción acepte, sí, hacen ese tipo de revista, por qué lo niegan?
    Los 3 pendejos que aplauden la respuesta de la redacción seguro se sintieron humillados u ofendidos por la carta, cállense pendejos, acepten que sólo son consumidores de productos basura, el tiempo hablará, ninguno de ustedes hará algo novedoso ni chingón para el arte mexinaco, ni cuenta se dan que producen en un ex país como este. Ni sus lecturas, ni sus viajes a Europa, ni su nombre en las listas de las fiestas cool cada viernes los salvará. Son los dinosaurios pouser
    En el centro de sus actitudes frente a la vida está la lepra

    ResponderEliminar
  7. Carla: ¿por qué la escribiste?

    Anónimo: de acuerdo.

    ResponderEliminar